Ads 468x60px

miércoles, 22 de octubre de 2014

LA HOSTILIDAD


Autor: andres


Basta un gesto brusco, una palabra desagradable o un silencio cortante para ser alcanzados por el dolor de aquel que declara abiertamente estar "mal" con el mundo y, quien sabe, específicamente con la gente. La hostilidad es una energía basada en la agresividad, y tiene cómo intención declarar guerra: llamar al enemigo para la confrontación, disputar un lugar o una posición. Basada en el odio y en la irritación con alguien, su mensaje es claro: deseo perjudicarte.
La hostilidad no sólo afecta a quien la aplica, afecta en mayor proporción a quien la lleva a cuestas por las consecuencias que provoca tanto psicológicamente y físicamente en El.
Es una actitud de desconfianza cínica, resentimiento y rivalidad interpersonal. Es una disposición para ver a los demás cómo probables fuentes de maltrato y provocación. Puede llegar al odio y al enojo crónico. La persona hostil tiene poca confianza en el prójimo, suele ver a las personas cómo deshonestas, antisociales, inmorales, inferiores y que cree que se les debe hacer pagar por sus faltas. Psicológicamente, la hostilidad se ha definido cómo un rasgo de personalidad que incluye un componente cognoscitivo en el que se tienen creencias y actitudes negativas sobre y hacia los otros. Un componente afectivo, que incluye varios estados emocionales, entre los que se encuentra:

- Enojo
- Molestia
- Resentimiento
- Irritabilidad
- Disgusto
- Desprecio
- Agresión (física/verbal)

Esta actitud afecta la salud física y emocional de las personas hostiles. Se ha encontrado que los episodios frecuentes y extremos de enojo producen niveles elevados de respuestas endocrinas y cardiovasculares que contribuyen al desarrollo y exacerbación de enfermedades cardiovasculares, es por eso que son más vulnerables padecer estas enfermedades.
En el aspecto psicológico, por sus creencias típicas (desconfianza, expectativas de hostilidad), las personas hostiles tienden a comportarse de forma desagradable o con oposición hacia los demás. Pueden crear conflictos interpersonales o producir conductas similares por parte de la gente que los rodea.
Una vez establecido este ambiente social negativo, se confirman las expectativas pesimistas y cínicas de estos individuos, lo que resulta en un ambiente mucho más estresante y que carece de apoyo social adecuado.
Algunas personas hostiles tienen una falta de introspección o no están conscientes de sus propias tendencias antagónicas; otras no se han dado cuenta de su nivel de hostilidad.
Emociones producen cambios metabólicos que posibilitan infartos.
La ira y la hostilidad son factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, pues esas emociones producen cambios metabólicos que alteran la catecolamina vertida al torrente sanguíneo, sustancia que al adherirse a las arterias, obstruyen el paso de sangre y posibilitan el infarto.
Las catecolaminas son neurotransmisores liberados en la sangre en momentos de exaltación y enojo; se adhieren a las venas de tal manera que luego de algunos años "pierden luz y se cierra", lo que ocasiona insuficiencia sanguínea al corazón, explicó Dolores Mercado Corona, de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en un comunicado.
Existe el Cuestionario de Ira y Hostilidad y se trata de una prueba diagnóstica encaminada a guiar un tratamiento. Si un individuo obtuviera un puntaje alto en general, o en alguna dimensión particular, podría ser tratado psicológicamente. Además, sería útil en medicina conductual, pues no es un secreto que las personas en esa condición tengan problemas cardiovasculares, indicó.
Desde el punto de vista de la psicoterapia no existe un método eficiente y seguro para controlar estos trastornos. Es uno de los problemas más difíciles de resolver; en la psicoterapia se requiere una interacción entre el terapeuta y el paciente, donde este último debe cambiar pensamientos, creencias y actitudes que se consideran desadaptativos.
Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/psicologia-laboral-articulos/hostilidad-6175802.html
Sobre el Autor
ANDRES ARAMBURO

 
Blogger Templates