Ads 468x60px

sábado, 11 de octubre de 2014

¿QUÉ TANTO SABEMOS DEL ESTRÉS?

Todos hemos oído hablar del estrés y frases como me siento estresado, necesito liberar el estrés, etc., más sin embargo necesitamos indagar un poco más en el tema del estrés y sus consecuencias.

Las estadísticas en países en desarrollo e industrializados nos arroja que cada año alrededor de 120 millones de lesiones son resultado de accidentes de trabajo, 200,000 fatalidades ocupacionales y entre 68 y 157 millones de casos de enfermedades ocupacionales, que sin lugar a dudas son derivadas en su mayoría como consecuencia del estrés laboral. 

El estrés deriva del inglés stres y significa "fatiga" y este siempre ha existido en nuestro mundo desde la creación del hombre, así mismo se comprobó que los animales también lo experimentaban, en 1935 se considero pionero científico del estrés al Dr. Hans Selye, de la Universidad McGill de Montreal.

Existen diversas definiciones del estrés más sin embargo todas van orientadas A LA REACCIÓN DE DEFENSA DEL ORGANISMO ANTE SITUACIONES INTERNAS O EXTERNAS AMENAZANTES O PELIGROSAS, dicha reacción puede ser psicológica o fisiológica, sabemos que a diario presentamos cierto grado de estrés, por diversas situaciones. Se ha analizado que el estrés no siempre es malo  y se ha clasificado en dos tipos el positivo y negativo.

 Estrés Positivo.

Identificamos el estrés de forma positivo cuando el individuo interactúa con su estresor (situación) y este mantiene la mente abierta, creativa y motivada, así mismo se prepara para una situación óptima, el individuo estresado presenta placer, alegría, bienestar, experiencias agradables y satisfacientes.
El estrés positivo es una gran alegría, emanada por un éxito profesional, el éxito de un examen, satisfacción sentimental, satisfacción en el trabajo, etc.

 Estrés Negativo.

El estrés negativo es todo lo contrario al positivo, ya que este es el que produce un sobrecarga de trabajo, no asimilable la cual eventualmente desencadena un desequilibrio fisiológico y sicológico, que termina por reducir la productividad del individuo, así mismo es el causante de presentar enfermedades sicosomáticas y un envejecimiento acelerado. Algunos ejemplos del estrés negativo son: un mal ambiente de trabajo, el fracaso, la ruptura familiar, un duelo, etc.

Un mismo estrés puede ser positivo para algún individuo, mientras tanto para otro puede ser negativo, llegando a la conclusión que cada persona responde a diferentes formas en una misma situación de estrés.
Causas del estrés

Según los estudios han dividido las causas del estrés en psicosociales, Bioecológicas y la personalidad, a continuación describiremos brevemente cada una de ellas.

Psicosociales.- Estas se relacionan a los eventos sociales, al significado que le demos a los eventos de nuestras vidas, ejemplos (engaños, conflictos, cambios de trabajo, problemas económicos, duelos, cambios de familia, etc.)

Bioecológicas.- Estas a su vez se dividen en tres:
Funciones Orgánicas.- Estas son causadas por todo tipo de enfermedades o alteraciones en la salud. 
Actividad Física.- Esta es provocada por toda actividad física, ejercicio o deporte, que demandan más energía al cuerpo para realizar una actividad física.
Factores Ambientales.- Son básicamente producidos por el medio ambiente entre ellos tenemos: el calor, frío, ruido, contaminación, etc.

Personalidad.- La percepción del individuo sobre sí mismo y sobre situaciones estresantes, la forma en que el individuo ve la vida, es por ello que cada persona reacciona diferente a cada situación de estrés.

Síntomas y signos físicos del estrés

  • Frecuentes dolores de cabeza
  • Tensión y dolor en los músculos
  • Molestias en el Pecho
  • Fatiga frecuente
  • Elevada temperatura corporal
  • Desorden estomacal
  • Insomnio y pesadillas
  • Sequedad en la boca o garganta

    Síntomas Mentales

  • Tics nerviosos
  • Irritabilidad y dificultad para reír
  • Ansias de comer algo
  • Dificultad para concentrarse y para recordar datos
  • Complejos, fobias, miedos y sensaciones de fracaso

    Fase de fatiga o Desgaste

    Si no se atiende a tiempo o se controla el estrés, se presenta un desbalanceo homeostático (equilibrio interno) y fisiológico en el cuerpo y es cuando se presentan las enfermedades como (hipertensión, ataque al corazón, derrame cerebral, ulceras, trastornos gastrointestinales, colitis, asma, cáncer, migraña, alteraciones dermatológicas, etc.

    Como combatir el Estrés.

    Esta es una parte muy importe, ya que se trata de combatir y afrontar situaciones de estrés, para que esta no tenga repercusiones en nuestra salud.

    En una primera fase se trata de reducir o eliminar alguna causa de estrés, siempre y cuando esté a nuestro alcance por ejemplo si contamos con dos empleos y por causas de cargas laborales vivimos continuamente estresados, la estrategia sería renunciar a un trabajo siempre y cuando nuestras condiciones no lo permitan. Así previamente debemos identificando nuestra causa de estrés y si podemos debemos eliminarlo.  

    Practicas para reducir el estrés.

  • Dormir 7 a 8 horas.
  • Establece una rutina de trabajo
  • Cultivar el habito de escuchar música relajante
  • Practicar un pasatiempo creativo
  • Realizar ejercicio
  • Evitar el uso de drogas, alcohol, cigarro, etc.
  • Planear al año unas vacaciones lejos del trabajo y la rutina
  • Expresar tus sentimientos
  • Discute tus problemas con una persona de confianza
  • Planifica y ordena tu trabajo
  • Haz las cosas sin prisa
  • Olvida los resentimientos
  • Evita la competencia en el trabajo y en los juegos
  • Concéntrate en el presente
  • Elabora objetivos alcanzables
  • Nunca pierdas la fe en ti mismo
  • Disfruta la vida de forma sana
  • Desarrolla sentido del humor cuando las cosas no vallan bien
  • Toma un descanso
  • Aprende un técnica de respiración o relajación
     Conclusión
     Hemos visto la definición del estrés y analizado todo las consecuencias que pueden derivar de un mal manejo del estrés, desde dolores de cabeza, enfermedades hasta la perdida de la vida; así mismo hemos identificado las causas donde se origina el estrés, hemos hablado que no todo el estrés es malo, que depende de contar con una actitud positiva podemos convertir una situación de estrés en un estrés positivo y aprovechar la situación a nuestro favor, hemos puesto unas prácticas para reducir y controlar el estrés. Como conclusión el estrés siempre va a estar presente en nuestras vidas, lo importante es la forma de manejarlo y controlarlo y que este no afecte nuestras vidas sino todo lo contrario lo aprovechemos de forma positiva.
Autor: ricardo
Autor: Ricardo Guadarrama Espinoza
Maestría: Liderazgo Desarrollador
Administración del Estrés, Ansiedad y Cargas Laborales

 
Blogger Templates